¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Se ve extremadamente chic, es elegante y florece durante un tiempo relativamente largo: la hoja única. Debido a que también es relativamente fácil de cuidar, el Spathiphyllum, como se le llama en latín, es una de las plantas de interior más populares. Por supuesto, todavía puede haber problemas de vez en cuando. Si, por ejemplo, las hojas desarrollan manchas marrones o se vuelven completamente marrones, existe una gran necesidad de acción. Por lo general, hay un error de mantenimiento grave que debe corregirse lo antes posible.

causas

¿Por qué las hojas se vuelven marrones?

Como cualquier otra planta, la hoja individual necesita condiciones de vida muy específicas para poder crecer y prosperar. Si estos corresponden a las condiciones del apartamento, normalmente no hay problemas. Si, por otro lado, no encajan, la planta lo indicará rápidamente, por ejemplo, volviendo sus hojas marrones. Por eso, en primer lugar, es importante conocer los requisitos previos para poder ofrecer las condiciones óptimas de la hoja única.

Se necesita todo el año:

  • temperaturas cálidas
  • una alta humedad
  • poca luz (sin luz solar directa!)
  • un suelo húmedo
  • fertilización regular

Si estos requisitos no se cumplen de manera temporal o constante, las hojas se volverán marrones. Esto suele ocurrir primero en las puntas y los bordes. Pero también son posibles manchas marrones hasta el dorado completo de una hoja.

calor

temperaturas cálidas

La hoja única proviene originalmente de las selvas tropicales de este mundo. El calor y la humedad son, por tanto, de gran importancia para su crecimiento. En principio, no puede hacer demasiado calor para la planta del apartamento. Las temperaturas por encima de los 18 grados centígrados son ideales. Bajo ninguna circunstancia la temperatura debe caer por debajo de los 16 grados centígrados; esto también se aplica explícitamente a la fase de descanso entre octubre y marzo. Importante: Regar un poco menos a temperaturas inferiores a 18 grados, ya que el Spathiphyllum consume menos agua.

humedad

Alta humedad

Dado que es una planta tropical, la humedad también juega un papel importante. El lugar ideal sería en realidad el baño de la casa, ya que suele ser cálido y relativamente húmedo durante todo el año. En la mayoría de los casos, sin embargo, esta ubicación no se realizará. El hecho de que la planta esté expuesta a una humedad insuficiente suele reflejarse en las puntas marrones de las hojas. Por lo tanto, la pulverización regular de las hojas es de particular importancia. Atención: solo se pueden rociar las hojas y no las flores. Para esto, solo se debe usar agua blanda, es decir, con bajo contenido de cal.

En las regiones donde se supere la dureza total de 2,5, es necesario descalcificar previamente el agua de riego. Alternativamente, es adecuada el agua de lluvia, que se recoge mejor de forma continua en el jardín o en el balcón. Simplemente debe asegurarse de que la humedad sea de media a alta en todo momento. En términos concretos, esto significa que la humedad en la habitación en la que se encuentra la hoja individual debe ser de alrededor del 50 por ciento. A modo de comparación: la humedad promedio en una selva tropical es del 70 por ciento. Por cierto, esto se puede medir muy fácilmente con el llamado higrómetro, que está disponible en las tiendas por poco dinero.

falta de luz

Lucecita

Por supuesto, el Spathiphyllum también necesita luz. Sin embargo, no debería ser demasiado. Por ejemplo, colocar una sola hoja directamente en el alféizar de una ventana orientada al sur definitivamente dará lugar a hojas marrones y, en última instancia, a la muerte de la planta. Por lo tanto, la luz solar directa no es posible en absoluto. En cambio, prefiere condiciones de sombra o semisombra y también se lleva muy bien con rincones bastante oscuros en el apartamento. En principio, una lámpara de planta por sí sola es suficiente para el suministro de luz necesario. Consejo: si aparecen manchas marrones en las hojas, asegúrese de verificar primero la ubicación.

suelo húmedo

El suelo o el sustrato en el que se arraiga la hoja individual debe estar continuamente húmedo. Nunca debe secarse por completo. Por otro lado, se debe evitar a toda costa el encharcamiento. Sin embargo, está permitido si la superficie de la tierra se ha secado un poco. El riego debe hacerse con regularidad y garantizar las condiciones que acabamos de describir. Aquí también se debe utilizar agua lo más blanda y baja en cal posible. El suelo en sí también es importante en este contexto, suelo normal para plantar o macetas es suficiente. Sin embargo, debe estar compuesto a base de turba.

El valor de pH ideal está dentro de un rango de 5.8 a 6.3. Fuera de este rango, el Spathiphyllum no puede prosperar de manera óptima. Nota: el suelo demasiado seco puede provocar una infestación de araña roja, una plaga que también causa el oscurecimiento de las hojas. Si han aparecido arañas rojas, lo mejor es combatirlas con una solución oleosa de tiendas especializadas.

Abonar

En las primeras seis a ocho semanas después de la siembra, la hoja individual obtiene sus nutrientes del suelo. Sin embargo, están molestos. Ahora no puedes evitar la fertilización. Esto debe hacerse con un fertilizante líquido y cada dos semanas. Por supuesto, se deben observar las instrucciones del fabricante en lo que respecta a la dosificación.

Muy importante: La planta debe regarse inmediatamente antes de fertilizar. El Spathiphyllum no tolera particularmente bien las sales contenidas en el abono. Dar agua de antemano conduce a una mayor dilución.

Conclusión

Si aparecen manchas marrones en las hojas de una sola hoja o si una hoja se vuelve completamente marrón, debe verificar los puntos anteriores paso a paso y corregirlos si es necesario. Si haces esto de forma constante, la planta se recuperará y podrás disfrutarla durante mucho tiempo.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Categoría: